Análisis Microbiológico

 

 

Los análisis microbiológicos incluyen métodos para la detección de microorganismos como bacterias, virus, levaduras o mohos. Estos métodos de detección pueden aplicarse a diversos tipos de muestras, como alimentos, agua potable, cosméticos, suplementos dietéticos y productos farmacéuticos.

Estos análisis tienen como objetivo determinar el estado microbiológico de la muestra analizada. De este modo, se puede excluir la presencia de contaminaciones microbiológicas y garantizar la seguridad del producto.

Servicio global de nuestros laboratorios microbiológicos

 

La red de laboratorios de Grupo Tentamus pone a disposición los siguientes servicios dentro de la industria microbiológica: 

  • Análisis microbiológico de acuerdo con el Reglamento (CE) nº 2073
  • Determinación del estado microbiológico de los alimentos, así como detección de gérmenes patógenos como Salmonella, Listeria monocytogenes y Campylobacter
  • Métodos rápidos (Vidas) para Salmonella y Listeria monocytogenes
  • Realización de pruebas de seguimiento para determinar o comprobar el cumplimiento de la fecha de consumo preferente o fecha de caducidad
  • Inspecciones microbiológicas de entrada de mercancías para materias primas o productos semiacabados de origen animal o vegetal
  • Inspección microbiológica del estado de limpieza y desinfección de equipos y superficie
  • Muestreo y análisis del agua potable de acuerdo con la Ordenanza de Agua Potable para, por ejemplo, Legionella, Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa
  • Examen microbiológico del agua de las torres de refrigeración
  • Plagas de frutos secos
  • Verificación de las clases comerciales designadas para las aves de corral y los huevos frescos y congelados
  • Comprobación de la frescura de los huevos mediante la altura de la cámara de aire, el índice de yema y las unidades Haugh
  • Pruebas microbiológicas de cosméticos según los métodos ISO y la Farmacopea Europea
    Pruebas de estrés de conservación
  • Pruebas de productos farmacéuticos no estériles según la Farmacopea Europea y las normas GMP
  • Actividad antibacteriana de la miel
  • Pruebas de bioterapias vivas
  • Determinaciones de pirógenos
  • Determinación de la genotoxicidad
  • Pruebas de pureza de bancos de células bacterianas

¿Necesita ayuda?

No dude en ponerse en contacto con nuestro equipo.
Estaremos encantados de asesorarle a través de nuestro chat online o de nuestro mail  info.spa@tentamus.com

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Análisis Microbiológico de alimentos y suplementos alimenticios 

 

Los alimentos representan un punto central para la investigación microbiológica. Con algunas excepciones, los microorganismos presentes en los alimentos son indeseables ya que pueden estropear los y, a veces, provocar riesgos  y enfermedades para la salud a los consumidores. Por tanto, las empresas alimentarias deben tomar medidas para evitar la contaminación de microorganismos durante la producción. Esto incluye conceptos de higiene según el procedimiento HACCP (análisis de riesgos y puntos de control críticos) y la puesta en marcha de un laboratorio microbiológico, así como el despliegue de personal bien formado.

Encontrará más información sobre la seguridad alimentaria en los artículos de nuestro blog:

Análisis Microbiológico de agua potable 

 

Se establecen estrictos requisitos reglamentarios para el agua potable no sólo en lo que respecta a los valores límite relacionados con sustancias, como el nitrato, el nitrito, el flúor o el plomo, sino también en lo que respecta a los microorganismos. Por ejemplo, la Ley de Protección contra las Infecciones y la Ordenanza de Agua Potable estipulan que el agua potable «no debe contener ningún agente patógeno en concentraciones que puedan poner en peligro la salud humana».

Por tanto, en el control rutinario de agua potable que realizan los laboratorios microbiológicos, los «organismos indicadores» de contaminación fecal, como Escherichia coli o enterococos, son los que indican si la muestra de agua es potable.

Si no se detectan estos gérmenes numéricamente muy comunes en una muestra, se puede deducir que los microorganismos menos comunes pero potencialmente más peligrosos tampoco están presentes en la muestra.

 

Análisis Microbiológico de agua potable para legionella

 

Además de las pruebas microbiológicas para detectar la contaminación fecal, las pruebas para detectar la legionella son otro foco de atención en el análisis y la vigilancia de agua potable. La legionella es un peligro considerable para la salud, especialmente para las personas inmunodeprimidas. La enfermedad causada («legionelosis») puede ser mortal.

Las legionelas se transmiten por gotitas. La infección se produce cuando se inhalan en gran número, por ejemplo, a través del vapor de agua. Por ello, la ley exige la realización de pruebas microbiológicas para detectar la legionella en las instalaciones de agua potable de muchas instalaciones. Entre ellas se encuentran las instalaciones que operan un sistema a gran escala para calentar el agua potable, dispensan agua potable como parte de las actividades comerciales o públicas, y donde hay duchas u otras instalaciones para nebulizar el agua. Estas instalaciones incluyen, entre otras, residencias, hospitales, piscinas, escuelas y hoteles.

Sin embargo, los operadores de torres de refrigeración, sistemas de refrigeración por evaporación y separadores húmedos también están sujetos a amplias obligaciones de notificación y control en relación con la legionella para poder explotar sus instalaciones.

 

Análisis microbiológico de productos cosméticos

 

Los productos cosméticos deben ser seguros e inofensivos para la salud desde el momento en que se comercializan hasta que son utilizados por el cliente. El Reglamento Europeo sobre Cosméticos VO (EG) 1223/2009 establece el marco legal para ello. Esta seguridad sanitaria también incluye la calidad microbiológica de un producto. La norma ISO 17516, el estado de la técnica, especifica los valores límite para ello.

Para mantener una mínima calidad microbiológica del producto, es necesario establecer la llamada gestión de la calidad microbiológica (MQM) en las plantas. Los componentes de una MQM son la investigación y el desarrollo de las industrias, la higiene industrial y el control de calidad (QC).

Las pruebas microbiológicas son necesarias en todo tipo de industrias o sectores. Entre ellas se encuentran:

  • Control del estado microbiológico
  • Exámenes según las normas ISO
  • Examen por método rápido: resultados microorganismos aerobios y levaduras/moldes en 3 días
  • Número total de microorganismos aerobios/ g
  • Número total de levaduras y mohos/ g
    microorganismos especificados (P. aeruginosa, E. coli, S. aureus, C. albicans) en 1 g
  • Microorganismos no especificados, como Pluralibacter gergoviae, Burkholderia cepacia, etc.
  • Identificaciones por MALDI-TOF en 24 h
  • Pruebas de carga de conservación DIN EN ISO 11930
  • Método de la Farmacopea Europea (Ph.Eur.5.1.3)
  • Método de la Farmacopea Americana (USP)
  • Especificaciones y microorganismos personalizados
  • Pruebas de exposición repetitiva (inoculaciones múltiples)
  • Higiene industrial
  • Examen de muestras de hisopos y de hisopos
  • Pruebas de calidad microbiológica del aire
  • Examen de la calidad del agua

Métodos rápidos:

Algunos laboratorios del Grupo Tentamus también ofrecen métodos rápidos especiales para proporcionar a los clientes los resultados de las pruebas al cabo de 3 días. Esto incluye:

  • Pruebas de Salmonella, STEC/VTEC/EHEC mediante «PCR en tiempo real»
  • Pruebas de Listeria monocytogenes mediante un método de cultivo rápido
  • Identificación de gérmenes por espectrometría de masas (MALDI-TOF)

Para más información sobre  seguridad en cosmética, lee el siguiente  artículo de nuestro blog:

Análisis microbiológico de productos framacéuticos 

 

Los productos farmacéuticos están sujetos a estrictas normativas nacionales e internacionales. A través de nuestros laboratorios farmacéuticos y científicos altamente especializados, podemos apoyarle de forma óptima en el análisis de sus productos farmacéuticos.

La microbiología para productos farmacéuticos incluye la detección de microorganismos que pueden estar presentes en  materias primas, en entornos de producción y en los productos formulados. Nuestros laboratorios farmacéuticos ofrecen toda la gama de servicios, incluidas las pruebas de productos y sustancias no estériles:

  • Pruebas de límite microbiano
  • Contaminación microbiana (análisis de carga biológica)
  • Pruebas de esterilidad
  • Determinación de la carga biológica (Ph. Eur. 2.6.12, ISO 11737-1)
  • Determinación de pirógenos: prueba de endotoxina bacteriana (Ph. Eur. 2.6.14) y prueba de activación de monocitos (Ph. Eur. 2.6.30)
  • Pruebas microbiológicas de bioterapéuticos vivos (Ph. Eur. 2.6.36, Ph. Eur. 2.6.38)
  • Pruebas de pureza de bancos de células bacterianas
  • Análisis de bacteriófagos
  • Determinación de la genotoxicidad (prueba AMES, OCDE TG 471)
  • Pruebas microbiológicas de cosméticos según las normas CTFA o ISO

Puede encontrar más información sobre pruebas de productos farmacéuticos aquí: Análisis de productos farmacéuticos

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo se toman las muestras de análisis microbiológicos?

 

El muestreo es un paso esencial y crítico que tiene una influencia decisiva en la importancia de los resultados del examen microbiológico. Los errores en el muestreo son decisivos para conseguir realizar un análisis concluyente. Por tanto, el muestreo debe estar a cargo de personal capacitado. Otro punto crítico es el transporte controlado de la muestra recogida para su posterior análisis en el laboratorio.

Los laboratorios microbiológicos de Tentamus ofrecen un servicio cómodo de recogida de muestras.

¿Necesita ayuda?

No dude en ponerse en contacto con nuestro equipo.
Estaremos encantados de asesorarle a través de nuestro chat online o de nuestro mail  info.spa@tentamus.com

Resumen de gérmenes detectables y patógenos

Además del examen del recuento bacteriano total, la gama de servicios que ofrecen nuestros laboratorios incluye exámenes microbiológicos y métodos de detección de los siguientes gérmenes y patógenos:

  • Formadores de esporas mesófilos aerobios
  • Bacillus cereus
  • Campylobacter
  • Candida albicans
  • Clostridium perfringens
  • Gérmenes coliformes
  • E. coli
  • Enterobacteriaceae
  • Bacterias gramnegativas tolerantes a las sales biliares
  • Levaduras y mohos
  • Estafilococos coagulasa-positivos
  • Legionella
  • Listeria monocytogenes
  • Bacterias lácticas
  • Pseudomonas spp.
  • Salmonella spp.
  • Shigella spp.
  • Clostridios reductores de sulfitos y sus esporas
  • Estafilococos, enterotoxina, enterococos
  • Staphylococcus aureus

Determinación de recuento total de bacterias

Los gérmenes mesófilos aerobios incluyen muchos microorganismos diferentes de diversos orígenes. Es normal encontrar concentraciones pequeñas de de gérmenes mesófilos aerobios en casi todos los alimentos. Sin embargo, si el recuento total de placas es elevado en la muestra analizada, esto puede indicar una deficiencia higiénica en el proceso de producción o elaboración o puede considerarse un indicador de deterioro. Así, el recuento total de placas determinado en el laboratorio de microbiología permite sacar conclusiones sobre la calidad y la seguridad del producto analizado.

 

Detección de levaduras y mohos

Las levaduras y los mohos son patógenos típicos de deterioro cuyas exigencias en su entorno difieren de las de la mayoría de los microbios. Las levaduras y los mohos también crecen a temperaturas más bajas o en entornos con un valor de actividad de agua más bajo (valor aW), una medida del agua disponible en un alimento. Los mohos son especialmente peligrosos para la salud debido a las micotoxinas que producen, que pueden causar alergias que puede resultar ser cancerígenas.

 

Detección de coliformes

Los gérmenes coliformes, que incluyen los géneros Escherichia, Citrobacter y Klebsiella, son un importante indicador de higiene del agua potable y los alimentos. La presencia de gérmenes coliformes en una muestra es un indicador típico de mala higiene.

 

Patógenos de las intoxicaciones alimentarias y las enfermedades transmitidas por alimentos

Clostridium perfrigens, Bacillus cereus, Staphylococcus aureus y Shigella pueden causar graves intoxicaciones alimentarias (también conocidas como intoxicaciones alimentarias) a través de las toxinas que producen, que suelen manifestarse con síntomas de vómitos y diarrea a las pocas horas de la ingestión.

Por el contrario, la Salmonella spp. o la Listeria monocytogenes, por ejemplo, pueden causar infecciones alimentarias, en las que las bacterias ingeridas a través de alimentos contaminados se multiplican en el intestino y, tras un periodo de incubación específico que suele ser de unos pocos días, desencadenan síntomas como dolor abdominal, diarrea y vómitos, a menudo junto con fiebre, lo que puede dar lugar a cursos graves de la enfermedad en determinados grupos de pacientes (incluidos ancianos y pacientes con sistemas inmunitarios débiles).

Las pruebas de inoculación, denominadas pruebas de provocación, pueden utilizarse para simular el comportamiento de crecimiento de Listeria monocytogenes en un producto y determinar así el potencial de crecimiento de este germen altamente patógeno en el producto investigado. Estas pruebas son necesarias para cumplir los requisitos reglamentarios de seguridad de los productos con respecto a Listeria monocytogenes.

Puede encontrar más información aquí: Prueba de desafío a la Listeria

 

Red de los laboratorios de análisis microbiológico de Grupo Tentamus en España.

 

En el siguiente enlace puede ver los laboratorios disponibles en España:

Póngase en contacto con nuestros expertos. Estaremos encantados de ayudarle:  info.spa@tentamus.com

Laboratorios Tentamus cerca de usted